El camino hacia la estatuilla puede convertirse en un duro recorrido. Todo está en juego: la emoción, los escalones y los nervios que nos juegan malas pasadas. Es por eso que recordamos a cámara lenta y con humor las mejores caídas de los Oscars.

1. Si hablamos de patinazos inesperados en los Oscar, el primer y casi único nombre que nos viene a la cabeza, es el de Jennifer Lawrence. Memorable fue cuando en 2013, la actriz vestida de Dior, con el que es, hasta la fecha, el vestido más caro de la historia de los Óscar de 4 millones de dólares, se tropezó en las escaleras del escenario en el que iba a recoger su galardón por ‘El lado bueno de las cosas‘ durante la 85ª ceremonia de los premios. Su caída fue tan elegante que la imagen de aquel instante se convirtió en un famoso cartel publicitario para la marca.

jennifer-lawrence_tropieza-oscars

Tras tropezar e irse directa hacia el suelo en medio de la ceremonia, la actriz dio una declaración aún más inesperada que su traspié afirmando que “no paraba de pensar en tartas y por eso me caí“.

 

2. El gran momento de la red carpet de la 86ª gala de los Premios Oscar lo protagonizó, una vez más, la torpeza glamourosa de Jennifer Lawrence, ¿a propósito?, como si de una costumbre se tratara, la actriz de ‘La gran estafa americana‘ (la gran perdedora de la noche) sufrió un pequeño tropiezo a su llegada al teatro, que no pasó inadvertido para las cámaras. Lawrence volvió a demostrar su buen humor, encajando bien el desliz y riéndose a carcajadas con sus acompañantes.

 

3. Te encuentras en un evento multitudinario con paparazzis, compañeros, competencia y fans por doquier y Jennifer Garner pensó que no necesita un doble para la gala de 2006. Cuando la actriz subió al escenario a entregar un premio, su peor pesadilla se convirtió en realidad, al tropezar con su propio vestido, estando a punto de besar la baldosas. En cuanto logró recuperarse bromeó diciendo “Yo hago mis propias acrobacias“.

 

4. Emma Thompson no se quedó atrás, la actriz que protagonizó la película ‘La Niñera mágica’ cayó de improviso aterrizando de bruces en el famoso suelo de Hollywood.

5. La actriz británica Helen Mirren le siguió los pasos a sus colegas de profesión cuando se resbaló al chocar con un escalón mientras se preparaba para posar ante las cámaras en los Oscar 2015.

Cada una de las imágenes se ha convertido ya en anécdota y no nos cabe la menor duda de que las celebrities sonreirán al verlas. Al fin y al cabo, momentos como estos son los que hacen posible que nos demos cuenta de que, efectivamente, los famosos aunque sean actores de renombre, también son humanos. ¡Qué vivan las caídas de estrellas! ¿Conoces alguna más para completar la lista? No te pierdas las 35 anécdotas y curiosidades de los Oscars que debes conocer.

Pero los suyos no han sido los únicos tropiezos que hemos visto en alfombra roja, ¿qué le diríais a quien inventó los tacones?